Carretera de L'Escala s/n SIURANA (GIRONA) +34 972 52 56 52

Blog

5 Posturas para durar más en la cama

No es un secreto que ellas necesitan mucho más tiempo para acabar que ellos. De acuerdo a los cálculos, mientras un hombre necesita de cinco minutos para llegar al orgasmo, la mujer necesita unos veinte aproximadamente. Sin embargo, hay varias cosas que puedes hacer  para que no solo dures lo necesario, sino que pases a ser altamente innovador en el acto sexual. Con estas 5 posturas para durar más en la cama te cansarás menos, desviarás ligeramente tu atención para durar más y las impresionarás por tu resistencia.

Estas 5 posturas para durar más en la cama te harán mantener un ritmo lento y constante

La Cruz: en esta posición te acostarás de lado y tu mujer en perpendicular boca arriba cubriendo con sus piernas tu pelvis. Podrás moverte hacia adelante y hacia atrás sosteniendo su cuerpo y podrás realizar una penetración lenta y poco profunda, por lo cual durarás mucho más tiempo, además de poder acariciar otras de sus zonas erógenas para llevarla al clímax más rápido.

La Misionera: esta es una de las 5 posturas para durar más en la cama más populares, porque ella se colocará encima de ti y podrá controlar los movimientos de sus caderas hacia adelante, hacia atrás, en círculos, de lado y todo lo que se le ocurra. Así podrá alcanzar el orgasmo más rápido y tú no te desgastarás excesivamente.

En la silla con ella de espaldas: simplemente siéntense en una silla que tenga preferiblemente unos apoyabrazos. A continuación ella se colocará de espaldas y se inclinará un poco hacia adelante para comenzar la penetración. Aquí podrá moverse como quiera para llegar más rápido al clímax y regulará la profundidad de la penetración, así como la rapidez.

El perrito hacia abajo: en lugar de hacer la postura del tradicional perrito, lo que deben hacer es inclinar las pelvis hacia abajo, de forma que te concentres en coordinar los movimientos junto con los de ella y que no te quede todo el trabajo a ti. También es una postura que te ayuda a llegar al punto G sin grandes problemas.

La cucharita: en esta postura ambos estarán hacia la misma dirección acostados en la cama y tú procederás a penetrarla lentamente. Flexionen las piernas para que se facilite el movimiento y rodéala con tus brazos para tocar otras zonas erógenas que pueden hacerla llegar al orgasmo mucho más rápido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top